Fundador

Fundador

Mario Roberto Alvarez, (1913-2011) Comenzó su trayectoria abriéndose camino allá por la década del 30 cuando los autos contemporizaban con la arquitectura academicista pero no con él.
Fue así como con fuerza y convicción en sus ideas se convirtió en uno de los pioneros de la modernidad en la arquitectura Argentina.

Tras décadas, la materialización de su visión sobre la arquitectura, lo llevaron con éxito a desarrollar decenas de obras hoy emblemáticas, ubicándolo como uno de los arquitectos más importantes del país y el continente Americano.

Trayectoria

Trayectoria

Desde su fundación el estudio creció con el correr de los años, fue así donde se sumaron arquitectos, colaboradores primero y socios más tarde, todos de gran talento como: Macedonio Ruiz, Santoro, Kopiloff, Gentile y el inolvidable "Gordo Ramos".

Si bien, Alvarez no ejerció la docencia en un sentido académico, si lo hizo de puertas adentro generando su propia escuela en el convencimiento que la arquitectura de su estudio era lo suficientemente potente para trascender al “hombre”. Fue así como en el década del noventa se incorporaron a la sociedad, previo a una arduo trabajo y formación de años ,su hijo Mario Roberto (Bimbo), Hernán Bernabó y luego Fernando Sabatini generando un puente de transición generacional entre él y sus socios históricos, Leonardo Kopiloff y Miguel Rivanera.

Socios

Socios

Las nuevas generaciones de arquitectos, incorporan, tanto a la arquitectura como al trabajo diario, nuevas tecnologías. El estudio multiplicó su capacidad de respuesta a los nuevos desafíos proyectuales que impuso el país y el mundo globalizado, respondiendo a los mismos con una producción arquitectónica de escala y magnitud inéditas en la historia del estudio.

Ese continuo esfuerzo por avanzar, trabajar y evolucionar transmitido por Alvarez, ha convertido al estudio en una marca registrada, en una escuela…un laboratorio de arquitectura cuya búsqueda estará siempre centrada en que el proyecto por venir sea el mejor.